Cloud computing: la clave para el crecimiento empresarial

Hoy en día, la computación en la nube permite que las empresas cuenten con una infraestructura más versátil que reduce su inversión en equipos físicos como servidores o en todo el hardware que sería necesario para llevar a cabo este proceso de transformación; al mismo tiempo que les otorgan adaptabilidad para las circunstancias.

Sin embargo, el cloud computing no sólo es provechoso para las grandes corporaciones, si no especialmente para las Pymes, ya que, de esta manera pueden disponer de recursos a los que no tendrían acceso en otras condiciones y pueden combatir en igualdad de condiciones con otras compañías con más recursos.

Incluso, cada vez son más frecuentes las compañías con una infraestructura mixta en la que se unen servidores reales con máquinas virtuales y sistemas en la nube, que permiten un gran avance para los procesos de Big data e Inteligencia Artificial.

No obstante, el cloud computing también ha puesto a las empresas en la mira de las ciberamenazas, ya que estas constantemente se encuentran en la creación de situaciones de vulnerabilidad para la información sensible que se gestiona y procesa en la nube.

Y es que frecuentemente, las compañías contemplan escenarios de ataque a sus servidores físicos, pero se olvidan de los virtuales.

Los servidores de correo son el mayor riesgo

A pesar de que las técnicas de ataque informático han avanzado, los correos con archivos adjuntos maliciosos son una de las vías de ataque más habituales para colocar malware en los endpoints y ampliar el ataque a toda la infraestructura de red.

¿Qué hacer ante las amenazas en la nube?

Así como las amenazas se actualizan constantemente, existen tecnologías que permiten anticiparse a estas y detectan en tiempo real las tendencias de ataque como Ransomware o Malware.

Además, antes de elegir una nube puedes solicitar una prueba gratuita para comprobar su eficacia en cuanto a seguridad informática.