Tecnología híbrida, el cimiento para la seguridad hiper virtualizada

En nuestros días, muchas organizaciones y empresas han empezado a trabajar con tecnología híbrida. Esto ha pasado paulatinamente ya que la tecnología cada vez se vuelve más programable y los datos son manejados en múltiples entornos. Como consecuencia, las empresas han empezado a buscar y garantizar la seguridad de principio a fin.

Mantener la seguridad en un ambiente de tecnología híbrida es muy complejo y requiere de habilidades que muchas de las empresas no se pueden permitir de manera interna ya que están sujetas a normas de cumplimiento en cuanto al lugar y residencia de ciertos datos.

Los cimientos para la seguridad con tecnología híbrida

Las empresas están abriendo un nuevo camino, cada vez son más las organizaciones que aceptan el mercado de una nube pública para almacenar sus datos mientras estas tengan controles adecuados de seguridad.

Sin embargo, hay algunas otras empresas que simplemente no se sienten cómodas con estas técnicas de retención de datos en sus archivos locales y optan como la mayoría de las empresas, a operar con ambos, es decir, con entornos TI híbridos.

Esto es algo muy bueno, ya que las empresas confían en que almacenar datos en la nube es seguro. Hoy en día vemos a las empresas comprometerse con esto y empezar a buscar asesorías para ayudarles a evolucionar sus redes físicas a un modelo de software con un servicio de seguridad para aliviar la carga de los recursos internos.

Para esto algunos asesores recomiendan estar seguros de que el hardware se comunique adecuadamente con el software, y al mismo tiempo, el software funcione de forma correcta con distintas plataformas y distintas nubes. También se recomienda incorporar controles de seguridad en las aplicaciones y datos que salgan de la empresa.

Los especialistas esperan que para el 2017, sea vea un aumento en el uso de las tecnologías virtualizadas y de esta forma extender los controles de seguridad de una nube pública. La tecnología es la clave para liberar el potencial de los negocios y es lo que estamos empezando a comprender al integrar las capacidades de la ciberseguridad, una infraestructura digital y una nube híbrida.