¿Qué es el Ransomware y cómo evitarlo?

Uno de los grandes riesgos a los que nos enfrentamos actualmente, es el Ransomware, también conocido como Rogueware o Scareware, un software malicioso que infecta a nuestro equipo para otorgarle al ciberdelincuente la capacidad de bloquear un dispositivo de forma remota, y así encriptar nuestros archivos de tal manera que perdemos el control de estos.

Tal como si se tratara de un secuestro, al tener el control de nuestros archivos e información, el Ransomware despliega un mensaje en el que nos solicita el pago de un rescate, que generalmente se debe depositar en bitcoins o alguna otra moneda virtual.

Un ejemplo de este tipo de ataque es el famoso WannaCry, un malware que llegó a afectar a grandes empresas multinacionales como Renault y FedEx, así como hospitales y sistemas bancarios.

¿Cómo funciona el Ransomware?

Este programa malicioso se oculta dentro de algún programa que para el usuario resulte atractivo, archivos adjuntos en correos electrónicos, videos de páginas, e incluso actualizaciones de sistemas que en principio pueden parecer confiables como Windows o Adobe Flash.

Posteriormente, el Malware se activa y bloquea todo el sistema operativo y lanza una ventana emergente el mensaje de advertencia con la amenaza y el importe que hay que pagar para rescatar la información.

¿Cómo evitar el Ransomware?

Como en cualquier proceso de prevención cibernética, las medidas de seguridad son las mismas para evitar convertirnos en víctimas del Ransomware, entre las cuales podemos destacar las siguientes:

  1. Actualizar nuestro sistema operativo para evitar fallos de seguridad.
  2. Instalar un antivirus efectivo y mantenerlo actualizado constantemente.
  3. Evitar los correos electrónicos o archivos con remitentes desconocidos.
  4. Preferir sitios seguros y verificados al momento de navegar.
  5. Contar con una copia de seguridad actualizada, de esta manera podemos evitar pérdida de información.