Certificado de seguridad SSL, ¿de qué te protegen?

¿Tienes una tienda en línea? ¿Manejas datos sensibles en tu sitio web? Entonces definitivamente necesitas un certificado de seguridad SSL. En la actualidad los usuarios están cada vez más informados sobre los peligros que acechan en Internet y desean protegerse. El que una empresa les garantice que al navegar por su sitio web sus datos se encuentran completamente seguros es, sin duda, un valor agregado que juega en beneficio de ambas partes.

La creciente incidencia del robo de datos tanto bancarios como personales ha lleva a muchas personas a no querer utilizar, por ejemplo, la banca en línea o servicios online que requieren el compartimiento de datos sensibles.

Es por ello que si realizas transacciones financieras a través de tu sitio web o si manejas datos sensibles de tus clientes vale la pena que consideres el establecimiento de este certificado de seguridad SSL, con ello demostrarás que la seguridad y privacidad de tus clientes es una de las prioridades de tu negocio.

¿Qué es un certificado de seguridad SSL?

El SSL, Secure Sockets Layer por sus siglas en inglés, es un archivo digital  (o un código de tamaño pequeño) que cumple dos funciones muy específicas:

  1. Auntenticar y verificar: el certificado SSL tiene información acerca de la autenticidad de datos como la identidad de una persona, empresa o sitio web. Puedes estar seguro de que un sitio web maneja este certificado cuando en el barra de direcciones aparece el símbolo de un candado.
  2. Cifrar datos: el certificado SSL posibilita el cifrado, es decir, absolutamente excepto el destinatario deseado, puede interceptar o leer la información que se intercambia en la Internet.

¿Cuándo es necesario el certificado SSL?

  • Cuando en el sitio web se realizarán pagos en línea
  • Cuando se solicita información a los usuarios que puede ser etiquetada como sensible, por ejemplo, direcciones, información financiera, etcétera
  • Cuando se envían o guardan documentos confidenciales en Internet