Confirman ciberataque de millones a bancos en México

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, reveló que las incidencias registradas desde el mes de abril en algunas instituciones bancarias, sí fueron causadas por un ciberataque dentro del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).

A pesar de que no se ha confirmado el monto robado, el gobernador de Banxico mencionó en audioconferencia que el hackeo fue efectuado por los ciberdelincuentes a través de cuentas falsas, donde realizaron la transferencia del dinero para rápidamente retirarlo.

Los implicados en el ciberataque utilizaron la conexión que tiene el SPEI con las instituciones bancarias para mover varios montos de dinero a finales de abril, mediante cuentas falsas, en ese momento los usuarios comenzaron a reportar problemas en los servicios transferencia en línea.

De acuerdo con los medios nacionales, el ciberataque logró afectar el servicio de al menos cinco bancos en México, donde se sustrajo una cantidad aproximada de 400 millones de pesos, aunque Díaz de León comunicó que hasta ahora el ciberataque ya ha sido “identificado, contenido y mitigado”.

Díaz de León reiteró que “ésta falla en el sistema nos dejó un importante aprendizaje en cuestión de materia de regulación y supervisión para reforzar el esquema de ciberseguridad en el sector financiero”.

La preocupación de cientos de clientes en México comenzó a propagarse, debido a que también podrían ser víctimas del ciberataque, sin embargo, el presidente de la Asociación de Bancos de México, Marcos Martínez, comunicó que ningún cliente fue afectado durante esta amenaza, ya que los atacantes no utilizaron las cuentas bancarias de otros clientes.

Mencionó que el ciberataque logró ser efectuado a través del sistema que utilizan los bancos para conectarse con el SPEI, el cual resulta ser vulnerable a causa de que es propiamente creado por las instituciones bancarias, o incluso adquirido en el mercado.

El Banco de México indicó a todo el público que va continúa ejerciendo sus operaciones, a pesar de que sólo se registren ciertos retrasos en el sistema de algunos bancos, mientras esperan los resultados de la investigación forense para rastrear a los implicados en el incidente.