Protección de Office 365, ¿qué se necesita para un entorno seguro?

Protección de Office 365

La adopción de Microsoft Office 365, Google Apps y otras soluciones de productividad basadas en la nube está creciendo.  Entre las herramientas que juegan un rol más importante para estos fines se encuentra el correo electrónico.

La protección de Office 365, incluido el correo electrónico, ya sea que esté basado en la red, en la nube o ambos;  comienza con el entendimiento claro y realista de la clase de amenazas que se enfrentan.

El correo electrónico sigue siendo la herramienta más popular que utilizan los ciberdelincuentes para distribuir sus amenazas. De acuerdo al Reporte de Amenazas de Seguridad en Internet de Symantec, uno de cada 244 correos electrónicos contiene un  ataque de malware, además de que cinco de cada seis empresas fueron objetivo de campañas de phishing.

¿Cómo mantener una excelente protección de Office 365?

Para aprovechar los beneficios del correo electrónico basado en la nube así como de las soluciones de productividad de Office 365 sin comprometer la seguridad, es necesario contar con una correcta protección.

La protección de Office 365 debe constar con 4 ejes de seguridad importantes aplicados a lo siguiente:

  1. Ataques polimórficos. Los cibercriminales están usando métodos cada vez más sofisticados para disfrazar URL maliciosas en los correos electrónicos.
  2. Ataques avanzados con un objetivo específico. Los ataques persistentes avanzados crecieron más del doble del 2012 al 2014 siendo introducidos frecuentemente por correo electrónico. Por ello, las empresas están enfrentando ataques persistentes avanzados altamente sofisticados que son difíciles de detectar y detener usando herramientas anti malware basadas en firmas.
  3. Pérdida de datos y cumplimiento de TI. La pérdida de datos a través del correo electrónico es común. Para evitarla es necesario fortalecer la seguridad y políticas de cumplimiento. Así mismo, es importante proteger a los empleados cuando comparten información sensible y documentos vía correo electrónico.
  4. Control de acceso contextual. Finalmente es necesaria una solución de autenticación y acceso que funcione en todas las aplicaciones de Office 365. Éstas necesitan ser amigables para el usuario pero también muy seguras para garantizar el acceso sólo a las personas correctas.

Si quieres conocer sobre una solución de protección de Office 365 que engloba estos requerimientos y muchos más puedes dar clic aquí. Igualmente te invitamos a contactarnos.