Inteligencia de aplicaciones para no perder de vista lo importante

El número, tipos y severidad de las amenazas a las redes no dejan de aumentar, a su vez la exigencia de los usuarios por para mejorar la calidad de su experiencia hacen que lo que hasta ahora era suficiente, ya no lo sea.

Desafortunadamente estos dos aspectos difícilmente van de la mano. Lo que suele suceder es que al aumentar la seguridad se reducen las funciones y los controles a cargo de los usuarios. De ahí nace un reto muy común en las empresas: ¿cómo hacer que la organización ofrezca una mejor experiencia al usuario a la par del aumento en la seguridad  de sus redes? Esta es la respuesta:

La inteligencia de aplicaciones se obtiene al usar la información obtenida del monitoreo de las redes de las aplicaciones para tener un conocimiento más profundo de lo que pasa (y no pasa) en un red.

Una vez que se tiene esta información es mucho más fácil mejorar el nivel de protección y seguridad en la red. Consecuente de esto se dan muchos beneficios para el negocio como por ejemplo:

  • Reducción de los costos dedicados a la resolución de problemas
  • Optimización de la eficiencia
  • Extensión de la vida y utilidad de las herramientas de monitoreo

Por ejemplo, usando los datos de la aplicación se puede detectar de forma temprana una violación a la seguridad y con ello reducir los costos asociados a ello.

¿En qué colabora la inteligencia de aplicaciones?

Hay tres áreas en que la inteligencia de aplicaciones es muy útil para el negocio ya que puede ayudar a que la red sea más segura:

  1. Filtrado de aplicaciones
    1. El filtrado de los datos de las aplicaciones se usa para enfocarse en una o varias aplicaciones permitiendo excluir información que no es relevante. Es útil para determinar el rendimiento general de una o varias aplicaciones en particular.
  2. Detección de indicadores de compromiso
    1. Los indicadores de compromiso de los ataques de seguridad, IOC por sus siglas en inglés, se analizan principalmente para descubrir y reparar más rápidamente las violaciones de seguridad. Esto es de particular importancia ya que se tienen datos que revelan que el 75% de las empresas se enteran de una violación a su seguridad por la policía o algún tercero que puede ir desde clientes hasta proveedores o socios.
  3. Resolución proactiva de problemas
    1. ¿Cómo podría solucionarse un problema si no se sabe dónde está? A través de la inteligencia de aplicaciones se puede conocer información crítica necesaria para la resolución de problemas. Por ejemplo, la función de geolocalización puede evitar el gasto necesario para encontrar dónde nació un problema y así sólo se invertiría en su solución inmediata.

Es así que la inteligencia de aplicaciones permite a los profesionales de TI conocer y comprender mejor las redes de su empresa para así mejorar sustancialmente su rendimiento y seguridad.